Cómo elegir las Toallas

publicado en: Noticias agostino | 0

¿Tu toalla no seca? Aprende a escoger la más adecuada.

Los principales requisitos de una buena toalla son la suavidad y un nivel de absorción alto, además, por supuesto, de contar con las medidas adecuadas. Te explicamos en qué debes fijarte para que nunca más tengas que enfrentarte a una de esas toallas que no secan por más que frotas, que parecen papel de lija tras unos cuantos lavados o bien no es el adecuado para el uso que le habíamos pensado.

SUAVE Y ABSORBENTE
Son las dos cualidades básicas que debe cumplir cualquier toalla y están estrechamente relacionadas con el gramaje y la composición de la misma. Más allá de lo agradable y envolvente que resulta una toalla gruesa y mullida, el gramaje indica el peso del tejido por metro cuadrado: cuanto mayor sea éste, mayor será su calidad y, por tanto, su capacidad de absorción. Los expertos consideran que una toalla de calidad debe tener un gramaje de entre 450 y 500 gramos/m2, Este dato normalmente se incluye en la etiqueta de la toalla.

EL MATERIAL MAS ADECUADO
La gran mayoría de las toallas están realizadas en algodón 100%, dada la gran capacidad de absorción de esta fibra natural. Siempre que sea posible, debemos buscar que sea de algodón peinado, ya que tiene las fibras más largas y resulta más suave y absorbente. La calidad de las toallas se incrementa si el hilo con el que han sido tejidas es doble. (Esto se pueden comprobar pellizcando un bucle de la pieza y comprobando si el hilo se compone de uno o dos cabos.)

TÉCNICAS DE CONFECCIÓN
Además de las gamas de colores lisos, también existen toallas con diversos motivos y diseños, ya sea estampados o tejidos en la misma pieza. Éstas últimas son las denominadas toallas jacquard, en las que las figuras o dibujos que las decoran se han generado durante el proceso de tejido, alternando fibras de diferentes colores, de modo que se aprecian por ambas caras de la misma. Secan mejor y son mucho más suaves que las estampadas, pues éstas no absorben la humedad y son más ásperas en aquellas zonas de la toalla donde se ha estampado con tintes.

CUESTIÓN DE ESTILOS
Desde un punto de vista estético, las opciones a la hora de elegir son prácticamente infinitas y abarcan todos los estilos decorativos. Los colores lisos y neutros son una de las opciones más recurrentes, dado que se integran de forma armoniosa y atemporal en cualquier entorno.
No obstante, no hay que pasar por alto el papel que pueden representar las toallas en la decoración del baño, ya que pueden alegrar considerablemente una estancia demasiado aséptica o un pequeño aseo.
Si tu baño ya es de un color neutral, puedes añadir colorido a través del textil, existen muchos tonos disponibles, gris, rosa, marrón, naranja, azules, verdes, morados… Puedes combinar dos tonos uno más claro con otro más oscuro.
Si tu baño es pequeño, decorá con tonos suaves para conseguir mayor sensación de amplitud.
Si, por el contrario, tenes un baño más grande, optá por toallas de colores intensos y oscuros.

Te esperamos en Agostino para mostrarte las mejores toallas!

Deja un comentario