Posturas para dormir ¿Cuál sería la más apropiada?

publicado en: Noticias agostino | 0

Pasamos un tercio del día durmiendo, o al menos así debería ser para poder recargar energías y tener una vida más saludable y la postura en la que dormimos determina -en buena parte- la calidad de nuestro descanso. En este sentido, además de las horas de sueño, hay que tener en cuenta: el cuidado de colchón y almohada; y la posición corporal en la que dormimos para no resentir la columna.

¿Cómo te despiertas por las mañanas? ¿Tienes energía para arrancar tu rutina o te arrastras con pesar? La forma en la que amaneces a diario es la que te dicta cómo debes dormir. Hay sin fin de estudios al respecto de cómo es preferible dormir: bocabajo, bocarriba o de lado, los resultados pueden ser diversos porque cada postura mantiene beneficios y contra indicaciones en sí misma. En definitiva, la postura adoptada para dormir está enteramente relacionada a la cultura y costumbre de cada persona.

Por eso, te pasamos algunas recomendaciones para que, dependiendo de la postura que utilices habitualmente, puedas aprovechar tu tiempo de descanso al máximo. Cuidar las formas y manteniendo nuestro colchón y almohadas de un modo correcto, mejorarán considerablemente las horas de sueño.

Diferentes posturas diferentes beneficios y cuidados!

  • Dormir de lado:

dormir de lado

O decúbito lateral como lo llaman los expertos, es una de las posturas más recomendadas y denominadas más saludables. En esta postura, la columnElige entre las etiquetas más utilizadasa vertebral no recibe ningún tipo de presión. Generalmente, al adoptar esta posición los dolores lumbares disminuyen, pero  debemos tener especial cuidado cuando existen patologías en el hombro o cadera ya que  pueden empeorar. Para las embarazadas esta es la mejor posición, y deben reposar sobre el lado izquierdo para evitar problemas de circulación que puedan afectar al feto. Es la posición más cómoda y liviana, sobre todo si se utiliza una almohada entre las piernas, de mdo que la presión lumbar es casi nula.

Para un descanso óptimo se recomienda apoyar alguna almohada entre las piernas de modo que el peso de las piernas quede distribuido uniformemente y quitar así la presión sobre la zona lumbar.

  • Dormir bocarriba

dormir boca arriba

Se considera una postura óptima para un buen descanso, pero desaconsejable en el caso de sufrir algún problema lumbar, o de respiración. Con ella se evitan dolores de cabeza, cuello y espalda, dado que la columna vertebral se mantiene en una posición bastante neutral. Esta posición también reduce los síntomas del reflujo ácido y evita la aparición de arrugas, pues no presionamos el rostro sobre la almohada.

La desventaja de esta posición es que puede poner tensión en tu espalda baja; el secreto para esta posición es utilizar buenas almohadas. Se recomienda colocar una almohada bajo las rodillas para modificar la hiperlordosis lumbar; además es importante mantener la cabeza bien apoyada y en alto para que tanto espalda y cuellos descansen plenamente.

Cuando duermes boca arriba, es importante que el colchón provea un buen apoyo para todo el cuerpo, incluyendo apoyo para la espalda baja.

  • Dormir bocabajo

banner2

Es la menos recomendada ya que puede producir dolor y entumecimiento cervical, dorsal y lumbar debido al aumento de las fuerzas de compresión en la columna vertebral, además de originar dolores y reflujos durante la noche. Ningún especialista recomienda dormir bocabajo, ya que afecta la posición natural de la espalda, curvándola y presionando las vértebras; el cuello se eleva también y se comprime el estómago y los pulmones, además que impide la capacidad de respirar profundamente, ideal para la oxigenación.  Para que tengas una idea, dormir en esta pose, aunque no te des cuenta, trae el mismo dolor que se sentiría si se tiene el cuello doblado hacia un lado durante 15 minutos al día.

El consejo para quienes duermen en esta posición es que utilicen una almohada bien finita o bien que no utilicen ninguna almohada para evitar la presión sobre cuello y espalda.

  • Dormir sin almohada

Si bien esta posición también es recomendada en muchos casos, es un requisito que la almohada que uses bajo tu cabeza no sea muy elevada y, en el mejor de los casos, no se use ninguna o una ortopédica para tu cuello. En esta posición es mucho más probable roncar por la presión que se hace en la garganta al usar almohadas, ya que impide el flujo libre del aire, además que el propio peso comprime los pulmones. En cambio, se dice que es la mejor posición para la espalda porque yace de forma natural.

Deja un comentario