Los beneficios de dormir bien

publicado en: Noticias agostino | 0

banner-noticia#3

Casi el 70% de los argentinos tiene problemas para dormir bien. Sin embargo, un buen descanso potencia los beneficios de una vida saludable.

Según la Asociación Latinoamericana de Medicina del Sueño, el 65 por ciento de la población, independientemente de la edad, reporta experimentar trastornos del sueño. Además, entre las horas efectivamente dormidas y las deseadas, se detecta una falta de sueño de unas dos horas.

Para Daniel Cardinali, médico e investigador superior del Conicet, el medio ambiente cambió tan radicalmente, que se carece de un diseño fisiológico a la altura de las circunstancias. “Puede afirmarse que el organismo está diseñado para un mundo que ya no existe. Y esta falta de relación entre la fisiología y los requerimientos diarios está graficada en las dificultades que se advierten al programar el sueño y la vigilia, más allá de la hora del día”, agregó el profesional.

Cada vez se duerme menos, y peor. Sin embargo, un buen descanso tiene muchísimos beneficios para la salud y el bienestar. El sueño favorece la producción de ideas nuevas y más creativas y fortalece la memoria. Dormir bien es un eficaz tratamiento de belleza y ayuda a perder peso. También es un buen remedio para reducir el estrés y combatir el mal humor. Además, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, aumenta la resistencia física y reduce las inflamaciones.


banner-noticia1#3

 

Las sábanas y el colchón, piezas claves para un buen descanso. Por el contacto con la piel, influyen: la tecnología de sus materiales, su composición y beneficios.

 

Para dormir bien y estar alertas durante el día, Cardinali recomendó la exposición a la luz solar entre las 8 y las 10, un baño caliente antes de acostarse, evitar los estimulantes, el ruido y la luz excesiva y establecer rutinas para todas las actividades.

Un buen colchón, la temperatura adecuada y un ambiente oscuro y silencioso son factores importantes para asegurar un buen descanso. Aunque, por lo general, se pasa por alto un elemento clave: las sábanas. Al tener contacto directo con la piel, es fundamental hacer una buena elección, que garantice un sueño profundo y reparador.

Hernán Levy, de Oregon Hotel, aseguró que es importante saber cuáles son los materiales disponibles, para así elegir las sábanas adecuadas. El algodón es el material más clásico y sigue siendo el más popular. Es cómodo y se logra una buena ventilación. El lino, en cambio, es ideal para climas cálidos porque aleja el calor corporal. El satén, por su parte, es suave, casi resbaladizo, pero demasiado caluroso y pesado.

Otro punto a tener en cuenta es medir bien la cama antes de comprar. La sábana de base debería ser del tamaño preciso para el colchón, para que no quede ni muy suelta, ni tan justa. Los dobladillos deben estar hechos con puntadas dobles y el elástico de la sábana ajustable tiene que recorrer toda la tela, o al menos dos lados opuestos.

“La decoración y el diseño también son relevantes. Las sábanas y toda la ropa de cama tienen que tener un diseño con el que te sientas cómodo, que sea relajante e invite al descanso. Para comenzar a bajar los decibeles, los tonos claros y colores pasteles son los más recomendados para ayudar a conciliar el sueño”, agregó Levy.

Fuente: Redacción Día a Día

Dejar una opinión