Insomnio: el enemigo íntimo de todos nuestros sueños

publicado en: Noticias agostino | 0

El insomnio afecta al 30% de la población mundial, producto de situaciones de estrés, ansiedad, exceso de trabajo o discusiones de pareja, entre otras cosas. Se puede luchar contra él cambiando hábitos antes de dormir o de alimentación, incluso renovando la decoración de tu hogar, la ropa de cama o almohadas.

El dormir es una de las necesidades básicas, es importante descansar el tiempo y de modo correcto para que el cuerpo se recupere de la actividad diaria y así volver a retomar la rutina diariamente. Sin embargo para muchos el momento de meterse en la cama e intentar conciliar el sueño, se convierte más bien en una pesadilla y no necesariamente en un placer.

Según un estudio de la Organización Mundial de La salud, el 33% de la población sufre de insomnio crónico. Las causas principales parecen ser el calor, la angustia, el miedo, el estrés, la ansiedad, la depresión, pero en definitiva el pensar en los problemas mientras intentas descansar. Todos hemos tenido una terrible noche de insomnio donde es imposible conciliar el sueño.

El descanso del cuerpo es vital para no desarrollar anemia, ansiedad, fatiga corporal, activar correctamente las regiones del cerebro que son esenciales para un buen funcionamiento de la memoria de trabajo, o no ganar peso. Para que empieces a dormir mejor y puedas conciliar el sueño más rápido, te presentamos 7 tips que harán que te relajes, te duermas de inmediato y que además te levantes fresco en la mañana.

1. No hacer ejercicio antes de acostarse: Hacer deporte genera endorfinas por lo que conciliar el sueño de forma inmediata puede ser algo difícil, a partir de las ocho de la tarde no es recomendable. Lo mejor es realizar ejercicio durante el día ya que te ayuda a estar cansado durante la tarde y finalmente dormir por la noche.

2. Mantén tu cuarto ordenado: Parece mentira, pero cuando tu cuarto está limpio y bien acomodado, es más fácil dormir. Es muy sencillo; estar en un lugar desordenado y sucio causa estrés, mientras estar en un lugar limpio provoca un sentimiento de paz. Es importante que a la hora de dormir estés lo más relajado posible y en un ambiente tranquilo, limpio y libre de estrés.

3. Tómate un baño por la noche: Tal vez eres el tipo de persona que prefiere bañarse en la mañana porque así logra despertarse mejor para ir a trabajar. Aunque esto es muy válido, si te cuesta trabajo dormir, probar bañarte en la noche puede ser una buena opción para ti. Los baños en la noche son el momento ideal para relajarte después de un pesado día en el trabajo o la escuela. Es el momento para liberarse del estrés y meditar un rato sin interrupciones. Si de plano no te convence bañarte por las noches, intenta remojar tus pies en agua caliente todas las noches y conseguirás un efecto muy similar.

4. Usa aceites esenciales para relajarte: Hay muchísimos aceites que pueden ayudar a relajarte para dormir mejor. El aceite de lavanda, de manzanilla o el de rosa, son buenísimas opciones para ponerte en puntos específicos (la sien o las muñecas), y dejar que hagan efecto. Si no eres fanático de los aceites, puedes encontrar sprays aromáticos para las almohadas o pastillas homeopáticas que pueden lograr el mismo resultado.

5. Relájate antes de dormir: Suena muy fácil, pero en realidad no lo es. Si te cuesta mucho trabajo dormir, definitivamente tienes que trabajar en técnicas de relajación. Es la manera ideal para calmar la respiración, callar la mente e inducir el sueño más rápido. Algunas técnicas fáciles y rápidas que puedes hacer son:

Respiraciones profundas: Acuéstate en tu cama y asegúrate que tu cuarto esté apagado. Cierra los ojos y empieza a tomar respiraciones largas y profundas. Verás que antes de que llegues a 10, te habrás quedado dormido.
Visualiza tu lugar ideal: Este lugar debe ser tu happy place, un lugar donde te sientas feliz, donde te sientas tranquila y donde nada malo te pueda pasar. Concéntrate en este lugar. Siéntelo y vívelo. Lograrás relajarte y dormir.

Relaja los músculos: Para relajar tu mente, también es importante tener los músculos relajados. Empieza tensando los músculos de los pies, y relájalos después de unos segundos. Repite el mismo ejercicio con cada músculo en tu cuerpo, desde los pies, hasta tu cabeza.

6. Oscuridad total y silencio: Podemos decir con toda seguridad que lo más importante para dormir bien, es dormir en cuarto súper oscuro y silencioso. Mientras más oscuro esté tu cuarto, mejor dormirás y más rápido lograrás conciliar el sueño. Quizás tus cortinas no permiten que tu cuarto quede completamente oscuro. Puedes usar blackouts o dormir con un antifaz para evitar que la luz penetre tus ojos. Ahora, hablar de oscuridad también implica que los aparatos electrónicos deben estar apagados. Recuerda que los electrónicos emiten una luz que es realmente molesta para aquellos que buscan dormir

Además, dormir en silencio absoluto también es sumamente importante para lograr descansar por la noche. Ahora, hay que admitir que es imposible dormir en un lugar sin ruido. Siempre está el perro del vecino, el esposo que ronca, el hijo que llora, o las ambulancias en la calle. Para estos casos, recomendamos poner en tu cuarto ruido blanco. Esto significa tener algún sonido desigual, que tape los sonidos externos. Si tienes humidificador o un ventilador, también puede funcionar perfecto para tener un sonido tranquilo en tu cuarto.

En general debes tratar de olvidar los problemas cuando vas a dormir, no pensar en todo lo malo que te ha pasado sino en ese momento como ideal para descansar y tampoco debes preocuparte por no dormir toda la noche un día porque eso puede derivar en que aumentes tu nivel de preocupación y estrés y de un simple insomnio pasajero desarrolles insomnio crónico, este si debe ser tratado clínicamente.

Deja un comentario