Elegí tu frazada ideal

publicado en: Noticias agostino | 0

Cuando comienza a sentirse el frío, nuestras mejores aliadas para combatirlo mientras dormimos, son las frazadas.

A la hora de optar por alguna de ellas, la elección puede ser abrumadora, debido a la gran variedad que nos ofrece el mercado. Algunas abrigan más, otras son más pesadas y otras ofrecen mayor sensación de calidez.  De acuerdo a tus gustos personales, te ayudamos a escoger la indicada, para que tengas un descanso placentero y acogedor.

 

Cómo elegir el material de las frazadas

Hoy en día, existen gran variedad de materiales confortables para fabricar frazadas, de distinto peso y densidad. Estas características, precisamente, son las más valoradas al momento del descanso, pues muchas personas sienten agobio al cubrirse con materiales pesados y otras los prefieren porque los ayuda a conciliar un sueño más profundo.

Para que todos duerman confortablemente, las frazadas de algodón, de lana y las de piel responden, cada una a su manera, a esas preferencias.

Las frazadas de lana son las más duraderas y flexibles, pero son también las más pesadas. Por su elasticidad, mantienen su suavidad y sus formas por muchos años. Además, alejan la humedad y brindan una agradable sensación de calidez.

Mientras que las de polar por su liviandad y porque ocupa muy poco espacio al momento de guardarlas, son las más elegidas. Imitan a las de lana, pero están compuestas por fibras sintéticas (100% poliéster). Son muy abrigadas y mantienen la temperatura del cuerpo.

Por su textura y sus variados colores, suelen usarse también como pie de cama.

Las frazadas flannel son una de las variantes más resistentes. Con textura aterciopelada y muy abrigadas, son una acogedora opción para quienes eligen materiales livianos

La piel de corderito sintética, es muy similar a la real. Ligeramente elástica, blanda y muy gruesa. Es una tela opaca, transpirable, muy cálida, perfecta aislante del frio, suave y esponjosa.

Las frazadas símil piel son de un material ecológico que imita la piel de animales. Son muy abrigadas, pero sin pesar demasiado. Es una opción intermedia entre el peso de la lana y el polar.

Ambas son tendencia este invierno. Las podemos encontrar en diversos colores y estampados.

Ahora la decisión es tuya, ¿Cuál frazada abrigara tus sueños?

Dejar una opinión